Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Abril 2018

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Plan Director de Vivienda 2018-2020

El Plan Director sitúa a los jóvenes en el centro de las políticas de vivienda de Euskadi

El consejero Arriola ha presentado el Plan Director de Vivienda 2018-2020, cuyas líneas estratégicas se centran en la apuesta por el alquiler, la rehabilitación de edificios y la regeneración urbana, una mayor vinculación entre las políticas de vivienda y el resto de políticas sociales y la necesidad de situar a las personas jóvenes en el centro de las políticas de vivienda

Se crea Gaztelagun, un programa dirigido a jóvenes de entre 23 y 35 años destinado a favorecer su emancipación mediante ayudas directas para el pago de un alquiler

El Plan prevé promover la edificación de 6.350 nuevas viviendas de protección pública, la obtención de suelo residencial para la edificación de otras 2.000 y el incremento del parque de alquiler protegido en hasta 7.200 viviendas, 6.400 pertenecientes al programa Bizigune

Para llevar a cabo todos los compromisos previstos en sus tres años de vigencia, el Plan Director de Vivienda cuenta con un presupuesto consolidado de 1.119 millones de euros

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha presentado hoy en la Comisión parlamentaria del mismo nombre el Plan Director de Vivienda 2018-2020, un documento que recoge la filosofía, los programas y los compromisos de la política de vivienda en Euskadi hasta el final de la legislatura. El Plan, que incorpora por primera vez en su enfoque el espíritu de la Ley de 2015, tiene como objetivo garantizar la función social de la vivienda y el derecho subjetivo de la ciudadanía a ella mediante la promoción preferente del alquiler, el impulso a la rehabilitación, la regeneración urbana o la utilización de los pisos vacíos. Así mismo, plantea medidas para promover la cohesión social y una mayor vinculación entre las políticas de vivienda y el resto de políticas sociales y atender de forma especial, las necesidades de las personas jóvenes en su proceso de emancipación y la mejora de la calidad de vida de las personas mayores, a través de la accesibilidad y la eficiencia energética de los edificios. Para llevar a cabo todos los compromisos previstos en sus tres años de vigencia, el Plan Director de Vivienda cuenta con un presupuesto consolidado de 1.119 millones de euros.

El consejero Arriola ha afirmado que se trata de un ambicioso plan, elaborado con un amplio proceso participativo, “cuyo propósito fundamental es actuar directa e indirectamente sobre el mercado de la vivienda, a fin de mejorar la situación residencial de la población en general y, en especial, de incrementar las posibilidades de acceso a una vivienda de las personas con mayores dificultades, ofreciendo soluciones adaptadas a las necesidades de vivienda de estos colectivos”.

En este sentido, uno de los colectivos a los que el Plan dedica una atención preferente es la juventud, que suma a otras medidas ya conocidas, como el impulso a los alojamientos dotacionales, la puesta en marcha de un nuevo programa, Gaztelagun, destinado a favorecer su emancipación mediante ayudas directas para el pago de un alquiler.

Programa de alquiler joven Gaztelagun

Arriola ha destacado las especiales dificultades que tienen los jóvenes para emprender un proyecto de vida autónomo: “Primero, por falta de recursos, ya que carecen de rentas acumuladas y cuando tienen trabajo este es precario o no suficientemente remunerado. Además, en el caso de tener un empleo pueden quedar fuera del acceso al alquiler social por superar el nivel de ingresos o por no tener cargas familiares”. Y ha añadido que no sería lógico ignorar ese problema cuando estamos buscando soluciones al envejecimiento de nuestra sociedad con políticas de familia que lo remedien.

Gaztelagun, que entrará en vigor en enero de 2019, está dirigido a personas mayores de 23 años y menores de 35 que tengan como domicilio habitual y permanente la vivienda arrendada, aunque no sea como titulares del contrato de alquiler (se permite compartir piso) y dispongan de una fuente regular de ingresos que, en conjunto, supere los limites vigentes en cada momento para el cobro de la RGI (7.734 euros este año) y sean iguales o inferiores a 12.000, 15.000 y 18.000 euros, en función de que los residentes sean 1, 2 o 3 personas. Este umbral será de 20.000 y hasta 22.000 euros cuando se trate de familias numerosas de categoría especial o de personas con grados elevados de discapacidad.

A estos efectos, se entenderá que tienen una fuente regular de ingresos quienes estén trabajando por cuenta propia o ajena, el personal investigador en formación y los perceptores de becas, siempre que puedan acreditar una vida laboral de, al menos, seis meses de antigüedad de forma inmediatamente anterior al momento de la solicitud, o una duración prevista de la fuente de ingresos de, al menos, seis meses contados desde el día de su solicitud.

La renta de la vivienda objeto del contrato de alquiler no podrá superar los 600 euros mensuales con carácter general y los 750 euros en el caso de las tres capitales vascas y sus respectivas áreas funcionales. La cuantía de la ayuda será de hasta el 50% de la renta mensual que deba satisfacer el beneficiario por el alquiler de su vivienda habitual y permanente. Cuando la vivienda la compartan dos unidades de convivencia formalmente constituidas, la ayuda se elevará hasta el 60% del alquiler.

En ningún caso, la cuantía de la ayuda podrá superar la cifra que esté fijada en cada momento para la prestación económica de vivienda (PEV), vinculada subsidiariamente al derecho subjetivo de la vivienda.

Dado que es un apoyo a la emancipación, al inicio de un proyecto de vida autónomo, la ayuda al alquiler para jóvenes se concederá por un plazo máximo de tres años. La ayuda será gestionada por Alokabide.

Ejes estratégicos del Plan Director de Vivienda

El contenido del Plan de Vivienda se desarrolla a través de seis ejes estratégicos:

  1. El impulso al parque público de viviendas, tanto mediante promoción propia como reorientando la actividad de la sociedad pública Visesa hacia el alquiler, colaborando con los ayuntamientos y la iniciativa privada, fomentando la edificación de alojamientos dotacionales (ADAs) preferentemente para jóvenes y mayores, e incrementando el parque del programa Bizigune de captación de viviendas privadas vacías para el alquiler social.
  2. Avanzar en la gestión eficiente del parque de viviendas protegidas, tanto en lo que se refiere al propio Departamento y sus sociedades, como a otros agentes, tratando de garantizar al máximo la función social de la vivienda.
  3. Mejorar los procedimientos de adjudicación y la revisión de los requisitos de acceso a las viviendas protegidas, de modo que se pueda dar respuesta a la demanda de los diversos perfiles de personas con necesidad de vivienda, en particular los colectivos prioritarios y más desfavorecidos.
  4. Fomentar el mantenimiento y la rehabilitación de los edificios, poniendo el énfasis en objetivos de eficiencia energética y accesibilidad, así como en la rehabilitación integrada y la regeneración urbana.
  5. Promover la innovación en materia de vivienda de cara a adecuar la oferta a la demanda, dando oportunidad de acceso a las personas con menores recursos económicos o con necesidades residenciales específicas.
  6. Crear redes de colaboración que permitan un funcionamiento en red del conjunto de agentes que operan en el ámbito de la vivienda, particularmente los Ayuntamientos, favoreciendo la gestión y coordinación con otras políticas sectoriales.

Objetivos cuantitativos

En sus tres años de vigencia, el Plan Director de Vivienda prevé promover la edificación de 6.350 nuevas viviendas de protección pública, la obtención de suelo residencial para la edificación de otras 2.000 y el incremento del parque de alquiler protegido en hasta 7.200 viviendas, (6.400 pertenecientes al programa Bizigune). Con estas actuaciones, se espera que el parque de pisos de protección pública en régimen de alquiler integrado por el Departamento de Vivienda y las sociedades de vivienda municipales alcance las 22.000 unidades, lo que supondrá una tercera parte del parque total de viviendas protegidas.

Así mismo, el Plan prevé que el reconocimiento del derecho subjetivo a la vivienda alcance a 7.000 hogares en 2020 y asume el reto del trasvase de la PCV a la PEV. La cifra objetivo de hogares perceptores bien de la Prestación Complementaria de Vivienda o de la Prestación Económica de Vivienda se sitúa en 28.750 hogares en promedio mensual durante los tres años de vigencia del Plan.

En el apartado de rehabilitación se establece como objetivo reforzar los diferentes programas existentes (Plan Renove Rehabilitación) de modo que un total de 55.530 viviendas resulten beneficiarias. Además, se prevé el apoyo a Ayuntamientos y Entidades Locales menores para la realización de 420 planes u obras con el fin de garantizar la accesibilidad universal.

En esta misma línea, se contempla la instalación de 1.300 ascensores en el período 2018-2020, lo que va a permitir que mejoren las condiciones de accesibilidad de 13.000 hogares, tanto por la disposición de estos elevadores como por la colocación de rampas y eliminación de barreras arquitectónicas.

El Plan pretende continuar con la inspección del parque de viviendas protegidas para garantizar su función social mediante la revisión de 9.500 viviendas al año. Además, se prevé que en 2020 hayan sido registradas en Euskoregite un total de 35.000 ITEs de inmuebles obligados a hacer esta revisión. Se prevé también alcanzar para esa fecha la cifra de 50.000 de contratos de alquiler registrados.

Adicionalmente, el Plan contempla otras actuaciones con unos objetivos numéricos más modestos pero no por ello menos importantes. Entre ellos cabe citar la cesión de 100 viviendas y 150 locales a organizaciones del tercer sector; 100 viviendas para el programa de pisos compartidos para menores de 35 años; 100 viviendas para luchar contra el sinhogarismo en el programa Housing First; 60 viviendas destinadas a ofrecer una alternativa habitacional a los hogares víctimas de lanzamientos que contempla el renovado y ampliado Convenio que se está abordando con el Consejo del Poder Judicial, Eudel y Gobierno vasco en esta materia, y otras 60 para las víctimas de la violencia de género.

Foto 1
El consejero socialista, Iñaki Arriola, durante la presentación del Plan Director de Vivienda 2018-2020 | Foto: Parlamento Vasco.