Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Mayo 2022

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Parlamento Vasco

Txarli Prieto “El tamaño de los problemas rompe fronteras y competencias y nos pide que aportemos sumando aquí y fuera de aquí para ser más fuertes”

Los Socialistas Vascos valoran las medidas anunciadas por el Gobierno Vasco, que complementarán con 200 millones de euros el plan del Gobierno de España, y la disposición a ampliarlas si la situación lo requiere

Foto 1
El Secretario General del PSE-EE, Eneko Andueza, conversa con el Lehendakari, Iñigo Urkullu, en el pleno sobre la guerra de Ucrania.

El portavoz socialista en el debate sobre las medidas para paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania, Txarli Prieto, ha destacado que el sector público no tiene capacidad para sustituir todo el daño que se está produciendo como consecuencia del conflicto, pero ha explicado que tanto el Consejo Europeo, como el Gobierno de España y el Gobierno Vasco han puesto en marcha políticas en distintas direcciones que persiguen preservar la recuperación económica justa. “Solos no podemos, solos no llegamos, hay que coordinarse, que hay que sumar voluntades políticas, voluntades entre instituciones, voluntades sociales. El tamaño de los problemas rompe fronteras y competencias y nos pide que aportemos sumando aquí y fuera de aquí para ser más fuertes”, ha señalado.

El vicepresidente del Parlamento Vasco ha hecho referencia empresa a las medidas, la mayoría adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, destinadas a la respuesta humanitaria, la imposición de sanciones a Rusia o la contribución a la defensa de Ucrania. Además, de las que han respondido ante las subidas injustificadas de la energía y los carburantes o las dificultades que atraviesan personas y empresas. Y ha añadido las que han buscado impulsar y agilizar la gestión de los fondos europeos para que España siga creciendo y creando empleo.

 

Txarli Prieto ha recordado que el Gobierno de España ha diseñado un plan que prevé movilizar 16.000 millones de euros, 6.000 para ayudas directas y rebaja de impuestos y 10.000 millones a través de una nueva línea de avales gestionados a través del Instituto de Crédito Oficial, con objetivos como bajar el precio del gas, la electricidad y los carburantes, ayudando en particular a los colectivos más vulnerables; apoyar a los sectores y a las empresas más afectados y particularmente a pymes y autónomos; reforzar la estabilidad de precios; garantizar los suministros; proteger la estabilidad financiera; acelerar el despliegue del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, impulsar la eficiencia energética y reforzar la ciberseguridad.

“El Gobierno Vasco cuenta con disposición y medios para enfrentarse a los problemas, porque tiene unos presupuestos expansivos, que incluyen incorporaciones económicas provenientes de la financiación europea, porque cuenta con flexibilidad en las reglas de gasto, y porque hay remanentes que pueden actuar como colchón de esta coyuntura”, ha señalado.

Prieto se ha referido también a las medidas anunciadas por el Lehendakari en su intervención, un paquete de actuaciones valorado en cerca de 200 millones de euros que tendrá su primera concreción el próximo martes en el Consejo de Gobierno. “Me parece que el anuncio es correcto, porque se hace con una cierta prudencia, pero también con una cierta perspectiva. Se plantea que en este momento se prevé un paquete de medidas, pero que ese paquete de medidas en función de cómo vaya evolucionando la situación podrá ser ampliado o redireccionado”, ha explicado.

 En las propuestas de resolución aprobadas en el Pleno por los grupos se recogen algunas relacionadas directamente con las medidas anunciadas por el Lehendakari, la mayoría de ellas tienen como objetivo reforzar el escudo social que ha demandado el PSE-EE para complementar las tomadas por el Gobierno de España. Entre estas se encuentran las destinadas a responder a la crisis humanitaria, las dirigidas a proteger a las empresas, mantener el empleo y proteger a las personas y familias más vulnerables, acelerar la aplicación de los fondos europeos o fomentar la eficiencia energética.

Entre las que afectan a los departamentos dirigidos por los Socialistas Vascos, se encuentra la respuesta positiva a los ERTE motivados por la guerra o las sanciones a Rusia, el complemento de los mismos para los trabajadores que perciben menos de 20.000 euros o la formación o el acceso a la vivienda de los refugiados. También se prevén otras como la congelación de los precios del transporte de viajeros, el refuerzo del programa Gaztelagun o las ayudas que permitan a los arrendatarios de viviendas protegidas afrontar el incremento de los gastos energéticos.

Además, el Parlamento Vasco ha demandado ayudas para el subsector del comercio minorista, perjudicado por el incremento de los costes fijos, y por la menor disponibilidad económica de las familias, por el incremento de los precios y de forma especial por el mayor costo de la energía. En este sentido, una partida extraordinaria pondrá en marcha un programa de incentivos al consumo, al tiempo que se impulsan acciones promocionales de Euskadi como destino turístico.