Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Transparencia

Mendia: "Avanzar en el camino de la transparencia exige tener una ciudadanía más concienciada"

La Secretaria General del PSE-EE, Idoia Mendia,, ha apostado este viernes por "impulsar medidas extarordinarias" y exigir "un extra de honradez" a quienes entren en política para evitar "la concatenación de escándalos de corrupción" que se ha producido en los últimos años. Tras hacer referencia al 'caso Nóos'', que afecta "al corazón mismo de las instituciones constitucionales", ha abogado por hacer "cómplice" a la ciudadanía en la toma de decisiones de los gobiernos para "contrarrestar la deslegitimación que sufren a día de hoy las instituciones".

Mendia, que ha participado las jornadas sobre Transparencia y Buen Gobierno TGG-Forum celebradas en Bodegas Franco Españolas de Logroño, ha apostado por "una gobernanza abierta y colaborativa que mejore la eficiencia en la gestión de lo público, pero también que haga cómplice a la ciudadanía en la toma de decisiones, y contrarreste, en cierto modo, el proceso de deslegitimación que las instituciones están sufriendo" en la actualidad.

En este sentido, ha recordado que "la concatenación de escándalos de corrupción que se han sucedido en los últimos años han provocado un grave daño a la credibilidad de los partidos y del conjunto del sistema democrático".

La Secretaria General ha indicado que "en estos tiempos, si algo están poniendo de manifiesto es que la corrupción y la desigualdad que la crisis económica ha dejado, se retroalimentan de una forma tremenda, provocando decepción y frustración entre la ciudadanía hacia sus responsables políticos y generando un caldo de cultivo perfecto para el populismo creciente en estos días".

"También estamos viendo como en países donde se ha optado por apoyar a  líderes populistas la democracia retrocede, y se intenta imponer un patrón de represión de la sociedad civil, limitar la libertad de prensa y debilitar la independencia judicial", ha explicado.

En este contexto, se ha referido a EE.UU., para señalar que "ha pasado de la administración Obama, que puso en marcha el open gobernment, a la administración Trump, que establece límites difusos entre el patrimonio propio y la gestión pública, que practica el nepotismo, que amenaza a periodistas y jueces".

Idoia Mendia ha emplazado a "seguir profundizando en el camino de las reformas legales que ayuden a luchar mejor contra la corrupción trabajando al mismo tiempo la transparencia, la dación de cuentas y la auditoria social".

"En España por ser justo, no podemos decir que la corrupción sea sistémica como en otros países, pero debemos reconocer que demasiados responsables políticos a todos los niveles de gobierno: gobierno de la nación, gobiernos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos, han cometido demasiados delitos relacionados de una manera u otra con la corrupción", ha recordado.

Asimismo, ha añadido que "la exigencia de conductas éticamente irreprochables ahora es mucho más intensa que hace un tiempo, y que lo que hasta ahora se toleraba porque no era ilegal, ha devenido intolerable porque no es ético", como, por ejemplo, las puertas giratorias, ocupar puestos en organismos que nacieron para ser órganos consultores del Gobierno, o de control al Gobierno, etc.

ORGANISMOS DE CONTROL

Mendia no ha querido "caer en una visión totalmente negativa" porque, según ha explicado, las instituciones "cuentan hoy con numerosos organismos de control.

"Estoy convencida que España ha entrado definitivamente en una senda en la que no hay vuelta atrás. Nuestros jueces y fiscales, policías, miles de funcionarios implicados en programas de transparencia, control, fiscalización y participación ciudadana, asociaciones que luchan contra la corrupción, los profesionales del periodismo, y las empresas más honestas e innovadoras debemos formar una coalición imparable que combata junto a los Gobiernos contra esta lacra que debilita los pilares de nuestra democracia", ha señalado.

A su juicio, "la transparencia es una herramienta más en esta lucha pero también un factor importante en las actuales democracias liberales evolucionadas del siglo XXI". "Debemos avanzar en un mayor y mejor control de la cosa pública, pero sin pasar de golpe a la 'política en directo' que todo lo retransmite y todo lo cuenta", ha subrayado.

 Tras asegurar que no se puede "mirar a otro lado ante los escándalos de corrupción que salpican cada día las portadas de los periódicos", ha recordado que el 'caso Nóos' que "afecta al corazón mismo de las instituciones constitucionales".

Por ello, cree que, "llegados a este punto de deslegitimación del sistema, hay que impulsar medidas extraordinarias". "Quien entre en política debe asumir esta exigencia extra de honradez, aunque pueda resultar excesivo. En otros lares, esta exigencia siempre se ha contemplado y el verbo dimitir se conjuga con mucha más frecuencia que en nuestra tierra. Recuperar la confianza perdida de la ciudadana, exige renovar el contrato", ha explicado.

La secretaria general del PSE-EE ha apuntado que los partidos tienen que ser autocríticos con la respuesta que, en ocasiones, han dado a los casos de corrupción, "no siempre todo lo rápida y contundente que exigía la situación".

A su juicio, se puede "endurecer el Código Penal, aprobar nuevas Leyes y avanzar hacia la transparencia total, pero no será ello impedimento de que siga habiendo casos de corrupción, ni garantía de un mejor Gobierno". Por ello, cree que lo que hace falta son "partidos comprometidos con dar una respuesta contundente y eficaz a toda actuación reprobable" y ciudadanos que se impliquen en la gestión pública.

GOBERNANZA

También cree necesario reflexionar sobre "las vías para combatir" la corrupción e implicar al ciudadano en una gestión institucional. En este sentido, ha dicho que las personas "reclaman cada vez más espacios de decisión".

Tras señalar que los ciudadanos deben participar "en la construcción conjunta del país", ha añadido que ello "exige repensar el contrato social entre Estado y ciudadanía" desde la corresponsabilidad.

A su entender, "el gobernante no puede estar encerrado en su despacho, ajeno e impermeable a la realidad", y debe fomentar la participación ciudadana en las decisiones públicas, mediante la apertura de "cauces para una escucha y diálogo permanente".

La líder del PSE-EE ha dicho que las tres "patas que sustentan el Gobierno abierto que reclama este nuevo tiempo" son la transparencia, la participación y la colaboración. Además, cree que "es necesario impulsar programas de empoderamiento ciudadano, entrando en contacto con los distintos destinatarios de las medidas del Gobierno" e implicándoles en la gestión.

"No se trata de esperar sentados en el despacho a ver si llega alguna propuesta o queja, sino de salir a la calle y tocar la puerta de todo aquel que tenga algo que decir", ha destacado.

IDOIA MENDIA, que fue consejera de Administración Pública y Justicia en el Gobierno vasco con PATXI LÓPEZ como lehendakari, ha recordado que el Ejecutivo socialista hizo "una apuesta muy importante por el Open Government y la transparencia, no como un mero cambio cosmético, sino como un elemento básico de buena gobernanza", lo que le supuso "el reconocimiento como el Gobierno más transparente de España".

No obstante, ha apuntado que no lograron aprobar una Ley de Transparencia y Buen Gobierno, "una Ley ambiciosa --bastante más que la aprobada por el Gobierno de Rajoy, por cierto-- que marcaba las obligaciones de la Administraciones y los derechos de la ciudadanía en este campo". En este sentido, ha manifestado que, ahora que el PSE-EE está de nuevo en el Ejecutivo vasco, junto con PNV, se retomará esta norma en esta legislatura.

Foto 1
Idoia Mendia participa en Logroño en el FORUM TGG sobre transparencia y buen gobierno | Foto: Socialistas Vascos