Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Diciembre 2022

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Senado

El Senado aprueba la Ley del Amianto para crear un fondo de compensación a víctimas y familiares

Foto 1

El Pleno del Senado ha aprobado esta tarde por amplia mayoría, 259 votos a favor y 1 en contra, la Proposición de Ley de creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto.

Esta ley, que fue una iniciativa de los Socialistas Vascos en el Parlamento Vasco, salda una deuda histórica con los afectados por el amianto, con las víctimas y sus familias, a quienes el Estado compensará económicamente y ayudará en los litigios judiciales durante la defensa de sus derechos.

El senador autonómico, Alfonso Gil, ha señalado que “saldamos una deuda histórica con personas invisibilizadas. Por fin, van a ver reconocidos sus derechos por los daños causados por la manipulación de amianto, que en muchos casos les ha ocasionado graves perjuicios para su salud, y en otros, ha supuesto su fallecimiento. Por lo tanto, a ellos y a sus familias, hoy se les hace justicia”.

Gil ha finalizado recordando que “hay ciudadanos y ciudadanas que iban a trabajar y de una manera silente fueron perdiendo la vida. Por eso les debemos ese reconocimiento con la creación de este fondo de compensación”. “Hoy estamos haciendo historia”, ha concluido.

Ante la adversidad, el Estado te protege

Con esta ley, es el Estado el que reclama judicialmente a la empresa. De esta forma, aquellas familias o trabajadores afectados que tienen vedada la vía judicial por no tener empresa a la que reclamar una indemnización, podrán ver compensado el daño sufrido.

Ahora será el Estado el que reclame judicialmente a las empresas, situándose en la posición del perjudicado, lo que evitará a las familias afectadas afrontar costosos procesos judiciales.

A partir de ahora, se considerarán beneficiarias las personas que hayan obtenido el reconocimiento de una enfermedad profesional ocasionada por el amianto o la exposición al mismo, tanto en el ámbito laboral, doméstico o ambiental, así como a sus herederos o personas que adquieren sus derechos.

El amianto ha provocado casi 4.000 fallecidos entre 1994 y 2008.