Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Agosto 2020

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Documentos

compartir  compartir

  •   Izquierda Socialista

Resoluciones de la Asamblea de adheridos en Euskadi de Izquierda Socialista del 23 de julio de 2020

ASAMBLEA DE ADHERIDOS A LA CORRIENTE IZQUIERDA SOCIALISTA EN EUSKADI

RESOLUCIONES 23 de julio de 2020

Reunida la Asamblea de adheridos de Izquierda Socialista en Euskadi con el fin de realizar "Valoración de la situación tras las elecciones autonómicas en Euskadi”, la Asamblea emite la siguiente resolución en la que concluye:

  1. Con carácter previo y en relación al contexto relacionado con la Covid-19, se incide en la necesidad de que el PSE-EE siga siendo garante de la defensa de los servicios públicos:

    1. En materia de educación, se ha detectado un sistema educativo que no está preparado para impartir las clases de manera telemática, a pesar de los esfuerzos generalizados del personal docente, con una alta ratio de alumnos y alumnas cuyas familias carecen de recursos interactivos para llevar a cabo las diferentes tareas enviadas por el personal docente de los colegios.

      Por todo esto se propone que en el curso 2020-2021 y adelante se dote al alumnado de dispositivos digitales o se den ayudas o subvenciones para la adquisición que faciliten una igualdad de condiciones además de la importancia de que el PSE-EE potencie un sistema público educativo.

    2. En materia de sanidad, se denuncia que la mala gestión de Osakidetza durante esta pandemia ha sido evidente, reivindicando una reflexión del PSE-EE para la defensa de un sistema público de sanidad potenciando la atención primaria presencial que está siendo abandonada en el actual modelo gestor del PNV.

    3. En materia de residencias, se constata la necesidad de habilitar una red pública de residencias con gestión igualmente pública y mientras se logra la misma dotar al sistema de una inspección efectiva y condicionar sus licencias a medios sanitarios continuados.

  2. Las reflexiones previas forman parte de un conjunto programático de izquierda, en su defensa de lo público, que la Asamblea de Izquierda Socialista en Euskadi entiende debe guiar cualquier posicionamiento del PSE-EE.

  3. Los resultados de las elecciones autonómicas vascas han sido los esperados, es decir, se ha vuelto a ratificar una vez más el fracaso del PSE-EE como sujeto político en el cual identificar la defensa de las necesidades del votante vasco progresista.

El PSE-EE lleva concatenando derrota tras derrota desde el año 2012, y las distintas ejecutivas del mismo siempre han encontrado una mala excusa para explicar el fracaso en sus políticas en atraer el voto progresista no nacionalista. En 2012 fue la novedad de Bildu y haber perdido el Gobierno de España, en 2016 la aparición de Podemos y en 2020 la culpa es de la abstención y según nuestra ejecutiva autonómica “cierta dejadez” de los votantes.

No puede aceptarse como un “buen resultado” mejorar en porcentaje el peor resultado cosechado por el PSE-EE (perdiendo 5000 votos), además de suponer la no asunción de responsabilidades en el fracaso reiterado en no mejorar la desafección que genera el Partido al no tener identidad propia.

Políticas que no pueden distinguirse salvo algún aspecto puntual en la Covid19 desde las consejerías socialistas, al contrario de la gestión proactiva de “escudo social” realizada por el PSOE desde Moncloa. Todo ello nos hace preguntarnos si ¿debemos continuar con un pacto lesivo que limita y restringe las aspiraciones progresistas de la mano de un partido de centro derecha como el PNV?

La pérdida de un parlamentario de EH Bildu en favor del PP parece haber tranquilizado a una parte de la ejecutiva, debido a que aleja la suma aritmética de un hipotético tripartito de izquierda progresista. A pesar de que EH Bildu debiera dar más pasos para ser una opción política con la cual llegar a acuerdos más estables, ello no quita que la pérdida de ese parlamentario puede suponer el no poder llevar adelante iniciativas progresistas, las cuales no sean del agrado del PNV.

En ese contexto, Izquierda Socialista en Euskadi hace un llamado a la militancia socialista para no continuar compartiendo gobierno de derechas en Euskadi, facilitando mediante la abstención del PSE-EE un gobierno en minoría del PNV que -en la mismas condiciones que en Madrid- sea tutorizado ley por ley desde el Parlamento Vasco para corregir sus inercias conservadoras.