Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Septiembre 2019

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

El PSE-EE reitera su compromiso con una reforma del Estatuto que mejore la vida de los vascos y respete la pluralidad de la sociedad y la legalidad vigente

La Comisión Ejecutiva de Euskadi analiza la marcha de los trabajos un año después de la presentación del voto particular socialista

Foto 1
Ejecutiva PSE-EE | Foto: Socialistas Vascos

La Comisión Ejecutiva del PSE-EE quiere recordar que la reforma del Estatuto de Gernika, que aborda esta legislatura el Parlamento Vasco, tiene como objetivo modernizar las herramientas legales que permitan mejorar la vida de la ciudadanía y profundizar en la vocación de cohesión social que ha marcado el devenir de nuestra comunidad. Entendemos que estas consideraciones y otras como la necesidad de reservar nuestra pluralidad o el respeto a la legalidad vigente deben estar presentes en cualquier análisis sobre la viabilidad de los trabajos, más allá de las aspiraciones que las formaciones nacionalistas trasladaron al acuerdo que sellaron en 2018. 

La dirección socialista ha analizado en su reunión ordinaria de esta tarde la marcha de los trabajos, un año después de que su Secretaria General, Idoia Mendia, presentara públicamente el voto particular del PSE-EE a las bases consensuadas por PNV y EH Bildu. Este análisis tiene lugar también cuando la comisión de expertos ha solicitado una prórroga hasta el mes de noviembre para tratar de entregar un texto articulado y consensuado por todas las formaciones.

Un voto particular, alternativo a los principios soberanistas pactados por el nacionalismo, que exceden la legalidad y establecen categorías ciudadanas, y en el que los socialistas exploran las muchas coincidencias que ya se habían detectado en un gran abanico de materias para pactar unas normas asumibles por todos, para que nadie se sienta excluido por sus sentimientos.

Desde el absoluto respeto al trabajo de los expertos, y el especial reconocimiento a la labor que en el grupo está desarrollando Alberto López Basaguren, el catedrático propuesto por el grupo socialista, la Comisión Ejecutiva de Euskadi cree necesario insistir en que el mandato parlamentario pretende, respetando el ordenamiento jurídico, nada más y nada menos que una reforma del Estatuto de Gernika, y no otro objetivo.

Las coincidencias que los grupos manifestaron durante meses en la ponencia sobre la ampliación de derechos sociales, la actualización de las herramientas competenciales, la modernización de nuestros poderes públicos, o la adaptación a Europa siguen presentes, y constituyen un valioso consenso que no debe distraernos sobre la dimensión de los diferencias.

El PSE-EE quiere un pacto que reconozca la pluralidad de identidades y sentimientos que existen en la sociedad vasca, que subraye el valor del acuerdo político del Estatuto y que destaque singularidades como los derechos históricos. Ya lo señalamos en el voto particular, pero conviene recordar que nuestro proyecto es de derechos sociales, no de derechos nacionales, como parecen argumentar los partidarios del supuesto derecho a decidir. Nuestro proyecto es federal, no confederal (la Constitución, en todo caso, se debe cambiar en las Cortes y no con una reforma del Estatuto en el Parlamento Vasco) y nuestro proyecto se circunscribe a los territorios de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

La Comisión Ejecutiva quiere recordar que el texto que acuerde el grupo experto podrá ser asumido o no por los grupos parlamentarios como proposición de ley y, en su caso, podrá ser enmendado. El PSE-EE considera que entonces todas las formaciones políticas estarán llamadas a aprovechar la oportunidad de mejorar nuestro autogobierno y gestionar la pluralidad de la sociedad vasca mediante normas pactadas asumibles por todos, como ha sucedido hasta la fecha con el Estatuto de Gernika. Insistimos, por tanto, en que debemos empeñarnos en sacar a la luz un nuevo texto que no sea de nacionalistas o de no nacionalistas, sino que sea de todos y todas.

Respaldo a Pedro Sánchez.- La dirección de los Socialistas Vascos también ha mostrado su respaldo al Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, en su intento de concretar su investidura sobre la base del documento aprobado ayer en la Ejecutiva Federal bajo el título “España avanza: Propuesta abierta de cooperación para un Gobierno Social, Feminista, Ecologista, Europeista y Progresista”. 

La Comisión Ejecutiva ha recordado que los 18 diputados vascos que obtuvieron escaño en las elecciones generales compartían la necesidad de un Gobierno progresista, que impidiera la suma de las derechas y estuviera comprometido con el autogobierno de Euskadi, una posibilidad que solo pasa por un Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez.