Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
No te lo pierdas No te lo pierdas

Diciembre 2022

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31
Cerrar
PSE EUSKADI

PSE-EE PSOE Euskal Sozialistak

Noticias

compartir  compartir

  •   Presupuestos vascos 2023

Planificación Territorial, Vivienda y Transportes incrementa en 2023 su presupuesto hasta los 754,4 millones, un 33,7% más

El área de Transportes, con una dotación de 467,2 millones, centrará su actuación en la mejora de la infraestructura ferroviaria, el incremento de la oferta en el transporte urbano y la Y vasca

Vivienda contará con un presupuesto consolidado de 322,3 millones de euros para profundizar en el parque de viviendas en alquiler, aumentar por segundo año consecutivo las ayudas al pago del arrendamiento –PEV y Gaztelagun- y el canon de Bizigune, así como para rehabilitar edificios y hogares

La regeneración urbana integral de barrios vulnerables se redoblará con 14 nuevas zonas y 34 millones de euros

Foto 1
El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, en la comparecencia en el Parlamento Vasco para explicar los Presupuestos vascos de 2023 en su correspondiente departamento | Foto: Socialistas Vascos

El consejero socialista de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha presentado en el Parlamento los detalles del presupuesto del Departamento, que ascenderá en 2023 a 754,4 millones de euros, lo que supone un 33,7% adicional al año previo, con cuantías destinadas a profundizar en los tres ejes estratégicos de la consejería en esta legislatura: la renovación, regeneración y adaptación sostenible del territorio; garantizar una respuesta integral a las personas con necesidad de una vivienda; y el impulso a una movilidad sostenible, segura y accesible para toda la ciudadanía. El departamento dirigido por los socialistas es la segunda que más inversiones aglutina del Gobierno Vasco y profundizará desde sus ámbitos de competencia para impulsar la sostenibilidad social y medioambiental, apostando por reducir las diferencias sociales y territoriales a través de la planificación territorial, la vivienda y la movilidad.

En términos absolutos, el área de Transportes contará con el mayor peso, 467,2 millones de euros, mientras que Vivienda dispondrá de 322,31 millones incluyendo las cuantías de las sociedades públicas Alokabide y Visesa, y el área de Planificación Territorial, incrementará sus cuentas hasta los 42,2 millones de euros.

 

PLANIFICACIÓN TERRITORIAL

El área de Planificación Territorial incrementará su presupuesto hasta los 42,2 millones de euros, de los cuales 37,7 estarán destinados a profundizar en la puesta en marcha de la Agenda Urbana-Bultzatu 2050, y en especial uno de sus proyectos de mayor incidencia en la ciudadanía, la regeneración urbana integral de barrios. Su dotación se estructura en los siguientes ejes de actuación:

  1. La Agenda Urbana de Euskadi-Bultzatu 2050 avanzará en el seguimiento de los proyectos identificados en el Foro Bultzatu 2050.
  2. La regeneración urbana integral, uno de los principales proyectos de la Agenda Urbana, supondrá 34 millones de euros, 23 más que en 2022, debido al programa Berpiztu y el Plan Interinstitucional de Inversiones Estratégicas 2022-24, así como fondos europeos recibidos a través del mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). A los 11 barrios en marcha se sumarán otros 14, situados en 12 municipios: Arrasate, Bermeo, Bilbao, Donostia, Eibar, Elgoibar, Irun, Leaburu, Errenteria, Sestao, Soraluce y Vitoria-Gasteiz.
  3. La planificación territorial mantiene el desarrollo de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) aprobadas en 2019 con la revisión de los Planes Territoriales Parciales y los Planes Territoriales Sectoriales. En el nuevo ejercicio se prevé la aprobación inicial del PTS del Litoral y de los PTP de Álava Central y Laguardia-Rioja Alavesa, así como del avance del PTS de Turismo y los PTP de Alto y Bajo Deba, estos últimos junto con la Diputación foral de Gipuzkoa. Se trabaja junto al Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente en el PTS de Energías Renovables.
  4. La perspectiva de género integrada en el planeamiento territorial y el urbanismo seguirá siendo prioritaria con ayudas a los ayuntamientos para revisar el planeamiento, con un presupuesto de 200.000 euros.

Está prevista asimismo la aprobación del decreto de estándares urbanísticos.

 

VIVIENDA

El área de Vivienda contará con un presupuesto que ascenderá en 2023 a 238,3 millones de euros en un año en el que las políticas se centrarán una vez más en profundizar en la oferta de alquiler, en la materialización del derecho subjetivo a la vivienda y en el desarrollo efectivo de una nueva etapa en la gestión de las prestaciones, con la aprobación del decreto de Derecho Subjetivo, que supondrá el traspaso de la gestión de la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) de Lanbide a Vivienda. A estos objetivos se suma la gestión de los fondos Next Generation EU para la rehabilitación energética de edificios y viviendas. El presupuesto consolidado, que incluye los de las sociedades públicas Visesa y Alokabide, será de 322,3 millones.

De este importe, el 71% es gasto en políticas de alquiler y el 29% se destinará a la rehabilitación del parque edificado, porcentaje que crece, este último, por la incidencia de los fondos europeos a la rehabilitación energética de edificios y viviendas. Esto significa que, en términos netos, descontando la rehabilitación, el 100% del gasto directo del programa de vivienda se asigna a políticas de alquiler. La estructura de apoyo público al alquiler, tanto a través de adjudicaciones –el parque público ascenderá a 29.300 viviendas- como a través de ayudas hará que más de la mitad de las familias vascas que viven en arrendamiento en Euskadi cuenten con algún tipo de apoyo público directo para ese fin.

El Plan Director de Vivienda 2021-2023 centra las actuaciones en este último año de vigencia del plan en mejorar el acceso a la vivienda. Sus ejes:

  1. Profundizar en las herramientas para garantizar el Derecho Subjetivo a la Vivienda (DSV) y desarrollar la Ley vasca de Vivienda. En 2023 se espera dar uno de los pasos más importantes en el desarrollo de esta ley, con la aprobación del decreto de Derecho Subjetivo a la Vivienda. Se prevé que 000 hogares tengan reconocido el DSV al finalizar el año. Su materialización se realiza a través de adjudicaciones de viviendas en alquiler gestionadas por Alokabide -del parque público o captadas por el programa Bizigune-, y a través del abono de la prestación económica de vivienda (PEV). La partida para las prestaciones económicas de vivienda es de 3,8 millones de euros ampliables. Sumando la PEV y la prestación complementaria de vivienda vinculada a la RGI (PCV), el Gobierno Vasco aportará ayudas a 28.000 unidades convivenciales. Todas ellas verán incrementadas por segundo ejercicio consecutivo las ayudas, que pasan de 275 euros mensuales a 300 euros.

El Departamento mantiene el afán por favorecer la emancipación de las personas jóvenes apoyando el pago de su alquiler en el parque de viviendas privado. Para ello se materializará el incremento de la ayuda Gaztelagun –al igual que la PEV y la PCV- de 275 a 300 euros mensuales. El programa, que ya es estructural y ha experimentado mejoras a lo largo de 2022, prevé apoyar a 4.500 jóvenes, con una partida que ascenderá a 16,3 millones –más del doble que en el último ejercicio.                       

  1. Incrementar la oferta pública de alquiler asequible. El Departamento que dirige el socialista Iñaki Arriola prevé el inicio de 650 viviendas de protección pública y alojamientos dotacionales en alquiler, que se suman a las 2.205 en construcción –a las que se destinarán 79,8 millones-. 750 los promoverá la propia consejería o Visesa, 100 los entes locales y 800 la iniciativa privada y la social para promover alquiler asequible, impulso este último que recibirá 21 millones de euros en ayudas. El parque de arrendamiento se aumentará también a través de la movilización de hogares hoy en día vacíos, con programas como Bizigune –que se prevé llegue a 8.000 viviendas a finales de 2023- o ASAP. Bizigune contará a través de Alokabide con 35,8 millones de euros, partida desde la que se sufragará el canon que perciben las personas propietarias por ceder sus pisos deshabitados. La cuantía máxima de este canon también crecerá de los 650 a los 675 euros mensuales, con un aumento por segundo año consecutivo.

De cara a seguir profundizando en la construcción del parque público, se comprarán nuevos suelos para 1.200 viviendas protegidas de alquiler, con una partida de 30,7 millones de euros, se destinarán 6 millones en créditos de pago y compromiso para comprar edificios y viviendas y se reforzará la red de inserción social del Departamento para entidades públicas y el tercer sector con la cesión de 200 viviendas, 75 para luchar contra el sinhogarismo, 60 ante desahucios y 35 para casos de violencia de género. Asimismo, el área prevé el inicio de 1.250 viviendas de VPO en venta por parte de la iniciativa privada.

  1. Impulsar la rehabilitación del parque construido para luchar contra el cambio climático y mejorar la habitabilidad. El Departamento movilizará 35,7 millones de euros de su presupuesto para rehabilitar 5.070 edificios, mejorar la accesibilidad en 5.900 viviendas con la instalación de 820 ascensores entre otras actuaciones e impulsar la rehabilitación eficiente en 3.200 edificios y 19.200 viviendas. A este impulso se sumarán los fondos europeos, con los que se prevé rehabilitar energéticamente y mejorar la accesibilidad en 8.000 viviendas en 2023. El objetivo es ascender al 2,5% la ratio de rehabilitación de edificios del total del parque edificado.

 

TRANSPORTES

El área de Transportes contará con un presupuesto total de 467,2 millones de euros centrado en impulsar el transporte público sostenible, de calidad, asequible y accesible para todas las personas de Euskadi.  

La Dirección de Planificación del Transporte va a disponer 115 millones de euros, la mayor parte de los cuales, 105 millones, estarán destinados a Euskotren. Esta sociedad pública contará con un importante incremento en sus inversiones, de 24,4 millones a 33,8 –fruto de los Fondos Next Generation EU-, con el fin de terminar el programa de contratación de las unidades para el servicio del Metro en Donostialdea, así como para las cinco nuevas unidades de la futura Línea 5 del Metro de Bilbao –para este segundo servicio se remotorizarán, además, las unidades actuales para que puedan operar en la línea-. Las inversiones se completan con la modernización de los sistemas de venta y validación del sistema tranviario vasco.  Euskotren incrementa, debido al aumento de costes de energía y combustibles, la partida destinada a los suministros, que alcanzará los 27,2 millones de euros.

Una vez afrontados los compromisos del calendario legislativo en el área de Transportes con la aprobación de los proyectos de Ley de Movilidad Sostenible y de Transporte por Cable, ambos hoy en día en tramitación parlamentaria, en 2023 se abordará la redacción del Plan de Movilidad Sostenible de Euskadi. Se impulsarán las autoridades del transporte de Euskadi, Gipuzkoa y Álava, así como la interoperabilidad de los títulos de pago, con 2,9 millones de euros, y se profundizará en el incremento de las ayudas al sector del transporte con 1,1 millones.

La Dirección de Infraestructuras del Transporte va a disponer de 216 millones de euros. A esta cantidad hay que añadirle las encomiendas de gestión de 126 millones de euros para impulsar la nueva red ferroviaria y de 8,7 millones para la Variante Sur Ferroviaria.

Las principales actuaciones de esta Dirección:

  1. La mejora de la infraestructura ferroviaria, a la que se destinan 155 millones de euros. En este capítulo destaca la continuación de la Pasante Soterrada del Topo en Donostia (34 millones de euros); el tramo Altza–Galtzaraborda (18,7 millones de euros); la nueva estación de Zarautz y el apeadero de San Pelayo (10,4 millones); la mejora general de estaciones, infraestructuras y seguridad, con la supresión de los pasos a nivel de Euba, Bernabeitia y Zaldibar, con 8,3 millones. A través de los fondos Next Generation EU, se destinarán 5 millones de euros a la cubrición de vías, el nuevo paseo peatonal y ciclable en el tramo Estación Central-Azitain. Se comenzarán en este ejercicio las reformas de la estación de Anoeta (4,1 millones), de la estación de Usurbil (3,8 millones) y la corta de Alzola (5,8 millones).   

En el Metro de Bilbao, se proseguirá en la redacción del proyecto constructivo de la Línea 4, mientras se iniciarán a lo largo del ejercicio las obras de los tres primeros tramos de la Línea 5 (19,1 millones), cuya licitación se ha puesto en marcha hoy. En Gipuzkoa se avanzará en la licitación del proyecto constructivo del intercambiador de Riberas de Loyola y con la licitación de las obras de la conexión ferroviaria del puerto de Pasaia, la variante de mercancías de Amara y la corta de Aguinaga.

  1. El incremento de la oferta tranviaria, que contará con 4,3 millones de euros. La tranviarización del tramo Atxuri-Bolueta se puso en marcha en marzo de 2022 y en 2023 el sistema tranviario vasco crecerá a través de Vitoria-Gasteiz, con la puesta en servicio en primavera del ramal a Salburua. En este ejercicio se licitarán los proyectos constructivos de Zorrozaurre y sus nuevas cocheras en Bilbao, y de Zabalgana y sus respectivas cocheras en el caso de Vitoria-Gasteiz, una vez estén finalizados los estudios informativos, realizadas sus exposiciones públicas y rubricados los acuerdos de financiación. Asimismo, se destinarán 507.000 euros a la implantación del BEI (el bus eléctrico inteligente) en Donostia, y 322.000 euros a la pasarela de conexión intermodal en Irun.
  1. La garantía de mantenimiento del servicio de transporte de la red de metro de Bilbao en colaboración con las entidades competentes con un presupuesto de 55 millones de euros.
  1. El avance en la Nueva Red Ferroviaria Vasca, que contará con un presupuesto de 126,6 millones de euros, 71,1 de ellos en créditos de gestión de la encomienda del Estado que asume el Gobierno Vasco para impulsar la alta velocidad. Entre las principales actuaciones de la Y vasca, en 2023 se avanzará en el tramo Hernani-Astigarraga, la estación de Atotxa, la de Ezkio-Itsaso –en fase de liquidación- y se licitarán las obras del apeadero de Astigarraga, previstas para el último trimestre.

Las cuentas de 2023 incorporan además 20 millones de euros para el acceso soterrado de la alta velocidad a Bilbao. También se incorporan 35 millones para el tramo Astigarraga-Oiartzun, Lezo.